miércoles, 1 de diciembre de 2010

Los bueyes que nunca se cansaban.

LECTURA Nº 13

Su padre era labrador y tenía algunas tierras. Una tarde se durmió arando
con los bueyes. Y como no volvía el arado, los bueyes siguieron y se salieron del
campo. El hombre seguía andando, con sus manos en el arado. Iban hacia Poniente.
Tampoco a la noche se pararon. Pasaron ríos y montañas sin que el hombre
despertara. Hicieron todo el camino hasta llegar a Portugal. El hombre no
despertaba. Algunos vieron pasar a este hombre que araba con sus bueyes un
surco solo, largo, recto, a lo largo de las montañas, a través de los ríos. Nadie se
atrevió a despertarle. Una mañana llegó al mar. Rompían las olas en sus pechos. El
hombre sintió el agua por el vientre y despertó. Paró a los bueyes y dejó de arar.
En un pueblo cercano preguntó dónde estaba y vendió los bueyes y el arado.
Luego cogió los dineros, y por el mismo surco que había hecho, volvió a su tierra.
(R. Sánchez Ferlosio)

  
Comentario personal.

Los bueyes son animales irracionales que son útiles para la agricultura y para el ser humano sin este animal nosotros no podríamos arar nuestras chacras, por esta simple razón hay que cuidarlos y no explotarlos.
 
 


video









lunes, 15 de noviembre de 2010

Miguel Strogoff

                                                                    Datos de la obra

Publicación de la obra:  Fué publicada en el año 1880.
El género literario de esta obra es narrativo.
La especie literaria es la novela.
El movimiento literario al que pertenece el autor es a la <<literatura de evasión>>.

El tema principal o central  trata de como  el inteligente y valeroso Miguel Strogoff, uno de los mejores mensajeros del Zar, quien recibe la misión de hacer llegar una carta al Gran Duque, en la que le pone sobre aviso acerca de los planes de invasión del traidor Iván Ogareff. Para llevar a cabo esta misión pone en riesgo su vida, pero gracias al apoyo de su madre y de Nadia, posteriormente su esposa, logra su cometido y el Gran Duque podrá derrotar a los tártaros y recuperar la libertad para su país.

El lenguaje  de la obra es sencillo, ameno, coloquial. Con ingenio y habilidad, Julio Verne pone en manos del lector no sólo hechos históricos y cotidianos, sino también explica el origen de algunos fenómenos científicos y sociales, técnica literaria que lo llevó, en su época, a ser calificado como escritor eminentemente popular.

Personajes:

  • Miguel Strogoff, el valeroso correo del Zar, protagonista de la obra.
  • Marfa Strooff, madre de Miguel.
  • Nadia Fedor, amiga incondicional de Miguel, luego su esposa.
  • Ivan Ogareff, el traídor.
  • Enrique Blount y Alcides Jolivet, amigos de Miguel y corresponsales de diarios extranjeros.

El escenario, donde se desarrollan los acontecimientos de la obra, es el territorio de la vieja Rusia, y sus principales ciudades que habían sido invadidas por los tártaros.

Resumen de la obra:

Miguel Strogoff, un capitán de las fuerzas del Zar, quien debe viajar a la ciudad de Irkutsk llevando una carta al Gran Duque, hermano del Zar, y ponerlo en sobre aviso sobre los planes que tiene el egoísta Iván.
Con el país en sobresaltos, con las comunicaciones interrumpidas y en plena invasión de los tártaros, Miguel inicia su viaje sorteando una serie de peripecias, desventuras, riesgos y traiciones, las que superará mostrando un alto sentimiento patriótico y el deber como soldado de su país.
Durante el trayecto se enterará que Marfa Strogoff -su madre, y a quien no veía por mucho tiempo- estaba en peligro. Había sido identificada por Ogareff y, a fin de salvaguardar su identidad, el propio Miguel la ignoró cuando se topó con ella. Al igual con Nadia, a quien conoció en el tren camino a Njni-Novgorod, fue compañera y confidente, y a quien al final terminaría desposando.
Simultáneamente al viaje de Miguel Strogoff, los reporteros de las potencias occidentales de esa época, Enrique Blount, del Daily Telegraph y Alcides Jolivet, periodista francés, viajan hacia Siberia, en busca de la noticia. Ellos, en menor grado que el traídor Ogareff, dispondrá de recursos para superar las dificultades de la ruta y sus salvoconductos -como periodistas- les allanarán dificultades y problemas. 
Durante el trayecto hacia Irkutsk, Julio Verne, haciendo gala de gran habilidad e ingenio, hará que los lectores sientan pasión y el ardor con que Miguel Strogoff desempeñara su importante misión, la cual llevará al Gran Duque a formar un ejército numeroso y ganar la guerra contra los tártaros. 






sábado, 30 de octubre de 2010

Las ballenas:cetáceos en peligro de extinción.

Historia de las ballenas:

Las ballenas tienen aspecto de peces, pero son mamíferos. Son animales de sangre caliente que nacen, viven, duermen y se reproducen en el agua. Suelen encontrarse en aguas frías, pero no es éste su hábitat exclusivo, puesto que llegan cada año hasta la zona ecuatorial, en su época de cría.
Los antepasados de estos animales tan magníficamente adaptados al medio marino eran, sin embargo, animales terrestres cubiertos de pelo. Aquellos antepasados se acostumbraron a pasar cada vez más tiempo en el mar; era su manera de eludir a sus enemigos terrestres, superiores en número y fuerzas.

Lectura.:


Desde hace muchos años el hombre se ha dedicado a cazar ballenas para
aprovechar su grasa.
Antiguamente los balleneros después de buscarlas en los mares, se
acercaban con sus embarcaciones y daban caza a estos enormes animales con sus
arpones lanzados con fuerza.
Hoy en día las ballenas se buscan con radar y los arpones son disparados
con potentes cañones que alcanzan mayores distancias.
Este tipo de caza ha supuesto casi la desaparición de las ballenas.
Algunas especies de ballenas están casi al borde de la extinción; es decir,
que si no se deja de perseguirlas y matarlas, desaparecerán para siempre de los
mares.
Afortunadamente muchos países han firmado unos acuerdos en los que se
prohíbe su caza durante varios años para evitar su desaparición.
Pero otros siguen aún matándolas.

Opinión sobre la matanza de estas enormes mamíferos.

Si el hombre las sigue cazando no va ver más ballenas, para evitar esa extinción debemos dejar que tengan un tiempo de veda para que así las dejemos que se reproduzcan.

Reglamento del CIRCB:

Primero quisiera explicar sobre la posición básica del Japón. Sobre este tema pensamos que es posible sostener una conversación constructiva al comprender, con serenidad, mutuamente las posiciones.
La Convención Internacional para la Reglamentación de la Caza de Ballena (CIRCB) se creó, tal como dice en su preámbulo, “para permitir un desarrollo ordenado de la industria ballenera intentando conservar adecuadamente a las ballenas” y bajo el entendimiento de que “si se controla adecuadamente la caza de las ballenas éstas se pueden reproducir y, si las ballenas se reproducen, su cantidad aumenta, por lo que se pueden cazar sin perjudicar a los recursos naturales”.
Es decir, dicho tratado está suscrito con la premisa del uso letal de las ballenas y uno de sus objetivos principales es el uso sostenible de los recursos balleneros como un recurso natural. Esto forma el núcleo de la posición de Japón frente al tema de las ballenas. Se supone que Chile también comparte esta posición.
Fotos de ballenas antes de que las caze.





Fotos de algunas ballenas muertas:



Ahí les vá un video, como cazan a estos grandes cetáceos:



video







viernes, 29 de octubre de 2010

Hebaristo, el sauce que murió de amor.

Resumen de la obra:
Evaristo Mazuelos, el farmacéutico de la botica "El Amigo del Pueblo", y Hebaristo, el sauce inclinado que vegetaba en una parcela cercana, eran dos almas paralelas. Ambos tenían 30 años y un aspecto cansino y taciturno. Así como el árbol Hebaristo cobijaba a los campesinos a la hora del mediodía, Evaristo escuchaba a quienes cobijaba en la botica.
Evaristo Mazuelos se enamoró de Blanca Luz, la hija del Doctor Carrizales, magistrado que llegó al pueblo como Juez de Primera Instancia, pero lamentablemente para Evaristo, la chica no estuvo mucho tiempo en el pueblo: apenas poco más de un mes. Sucedió que su padre cayó mal al Secretario de la subprefectura, un tal De la Haza, quien al mismo tiempo era redactor de "La Voz Regionalista", el decano de la prensa lugareña. De la Haza escribió un artículo tendencioso titulado "¿Hasta cuándo?"; en este artículo se mencionaba ciertos pasajes íntimos de la esposa del Juez, quien ya era finada. Por ese motivo el Juez, ofendido, dejó la judicatura y abandonó el pueblo, junto con su hija. Sin embargo, Evaristo no perdió la esperanza de volver a ver a su amada, que se había convertido en su inspiración poética.
De otro lado, la vida del sauce, por haber nacido de la casualidad, era solitaria y trágica. Como Evaristo, Hebaristo sentía necesidad de afecto; esperaba la brisa o el pico de las aves, para recibir el polen fecundador. Pero al parecer los otros sauces debían estar muy lejos, pues el polen nunca llegó y el sauce se fue secando lentamente, tal como a Evaristo Mazuelos lo consumía la desilusión de no tener noticias de Blanca Luz. No hacía otra cosa que ir diariamente al borde del arroyo donde languidecía el árbol. El sauce se acostumbró con su cotidiana presencia, quizás intuyendo su solitaria tragedia. Eran pues dos almas similares.
Cierto día Evaristo no fue al lado del sauce. Aquella misma tarde vino el carpintero del pueblo, quien cortó el árbol, y en el lomo de un burro lo trasladó hasta la carpintería "Rueda e Hijos". La madera del árbol sirvió de ataúd al fallecido Evaristo Mazuelos. El editorialista de "La Voz Regionalista" lloró la desaparición del farmacéutico. Lo propio hizo el Alcalde, el Sr. Unzueta (quien a la vez era el propietario de la farmacia), dando un discurso fúnebre, aparentemente muy sentido, en donde aludió al “ataúd de duro roble”, donde yacía un "honrado ciudadano". Al día siguiente del entierro la carpintería entregó una factura al dueño de la farmacia por el valor de un "ataúd de roble". El señor Unzueta reclamó, señalando que el ataúd era en realidad de sauce y por lo tanto su valor debía ser menor. El carpintero no quiso cambiar los términos de la factura, a no ser que Unzueta rectificara lo dicho en su discurso. Unzueta aceptó finalmente pagar como si el ataúd hubiera sido de roble, a fin de no quitar una frase que a su ver había quedado magnífica en su discurso.

 Publicación:
 Fué publicado por Abraham Valdelomar el 18 de agosto de 1917 en la capital del Perú.
Personajes:
   -Pricipales:
                      +Evaristo Mazuelos: Era un joven boticario.
                      +Hebaristo: Era un sauce que estaba entre medio de una parcela y cerca a una acequia.
                      +Blanca Luz: Era la hija del juez del pueblo P.
  -Secundarios:
                      +Sr. Unzueta: Era el alcalde del pueblo y además era el dueño de la botica.
                      +Carpintero: Dueño de la la carpintería "Rueda e hijos".

Escenario:
         

Abraham Valdelomar  ambienta la historia en la aldea de P., un pueblo de una provincia costeña del Perú en medio de un desierto.
Opinión de la obra literaria "Hebaristo, el sauce que murió de amor".   
El autor usa un lenguaje coloquial, pero en la cual siempre hay unas palabras que deben ser buscadas en un diccionario, tales son los casos de las siguientes palabras: enlutado, óleo, miliciana, chucracos, albur.
Valdelomar hace que el Sauce pueda pensar tal es el siguiente caso como el “Gigante Egoísta”.